Ganadería en el hogar infantil

La cría de pollos, cerdos  y cabras en el hogar infantil tiene tres propósitos:

El primero es dotar la alimentación de los niños de proteína; cada niño come un huevo cada tres días. El segundo es dar a los niños la oportunidad de aprender a criar estos animales, preparándoles para cuando se vayan del hogar. Por último,  este proyecto pretende hacer el hogar infantil más sostenible.

Denis y sus asistentes
Abrazando los cerditos
Huevos frescos para los niños